El cangrejo ermitaño, con la casa a cuestas

El cangrejo ermitaño, con la casa a cuestas
5 (100%) 1 vote

El mar, es uno de los lugares más impresionantes de todo nuestro planeta, son incontables la cantidad de especies que nos ofrece y mejor aún, su asombrosa belleza. Ahora bien, existen especies que son capaces de vivir tanto en el agua como en la superficie tal y como es el caso del cangrejo ermitaño, el cual también es conocido por su nombre científico: los paguroideos.

Este tipo de cangrejo no difiere mucho de sus hermanos crustáceos, sin embargo, una de las características más curiosas es que, debido a que su caparazón es débil por naturaleza, el cangrejo se aprovecha de las conchas de caracol, una vez estos mueren, para colocarse una especie de coraza protectora. Científicamente, este proceso se conoce como tanatocresis y el cangrejo ermitaño es unos de los pocos animales que lo hace.

cangrejo-ermitaño-buscando

La alimentación del cangrejo ermitaño

Al igual que muchos otros animales marinos, los cangrejos ermitaños se alimentan de los restos de otros animales de mayor tamaño y también de animales muchos más pequeños como los caracoles, gusanos, larvas y pequeños crustáceos. Del mismo modo, incluye en su dieta plantas y algas. Tomando en cuenta que varias de estas especies dejan sus restos en el fondo, los cangrejos ermitaños también suelen comer arena de vez en cuando.

La vida del cangrejo ermitaño

Los cangrejos ermitaños van cambiando su piel a medida que van creciendo, y una vez crezca lo suficiente, es decir, hasta que tenga sus antenas y pinzas, entonces está listo para salir a buscar un nuevo caparazón que se adapte a sus necesidades. Del mismo modo, a medida que va pasando el tiempo, el cangrejo crece y necesita cambiar su caparazón, por ende, se prepara para romper la coraza a través de un proceso natural donde absorbe agua hasta en un 70% de su peso en ese momento.cangrejo-ermitaño-cazando

A nivel de su reproducción, son capaces de producir más de 100 crías al año y solo apareándose dos veces. Esto no siempre es del todo cierto, ya que estas condiciones van a depender de las características físicas y de la capacidad que tenga en su caparazón. Una vez los huevos sean fecundandos, la hembra los libera al mar y una vez estos nacen en forma de larvas, llamadas también zoes, formarán parte del zooplacton.

Para los amantes de la comida marina, el cangrejo ermitaño es una excelente opción para degustar. Su preparación en playas y lugares costeros es sencilla, simplemente los colocan a hervir o a la brasa y se aderezan solamente con limón y pimienta. Realmente la parte comestible como tal del cangrejo es el interior de su abdomen ya que tiene mucha carne y es muy blando. Adicionalmente, el cangrejo ermitaño se puede utilizar en paellas, arroces o puede ser acompañado con papas al horno y un toque de aceite de oliva.

cangrejo-ermitaño-conchas-caracol

Ahora bien, existen muchas personas que les gusta tenerlo como mascotas, sin embargo, resulta apropiado tener en cuenta que este tipo de animal marino requiere de su ambiente natural para poder desarrollarse de forma positiva a lo largo de su vida. Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es el cambio constante de caparazón, recordemos que por su naturaleza, se aprovecha de los caparazones de los caracoles para protegerse.

Como puedes ver, el cangrejo ermitaño es un excelente espécimen de la vida marina, lleno de muchas características interesantes y eventos dignos de observar. A pesar de que es un animal que se puede tener en cautiverio, no se recomienda en base a que requiere de su ambiente para desarrollarse y alimentarse apropiadamente.

También te podría gustar...